¿Qué tipo de piel tengo?

Todos nos hemos hecho esta pregunta alguna vez, ¿Como saber cual es mi tipo de piel? Se dividen en; seca, normal, mixta, grasa y sensible.

Conocerla te va a ayudar a elegir los tratamientos así como los cosméticos más adecuados para ti y así evitaras problemas de acné o de envejecimiento prematuro.

 

PIEL SECA

Tipo de piel que produce menos sebo que la piel normal. Este tipo de piel puede perder la humedad a través de la transpiración y como consecuencia de la falta de sebo, la piel seca carece de los lípidos que necesita para retener humedad y formar un escudo protector frente a influencias externas.

  • Notas una tez apagada u opaca
  • Piel de color gris ceniza
  • Si al tocarla sientes muy áspero y no una textura «aterciopelada»
  • Presenta una falta de flexibilidad y se enrojece fácilmente
  • Descamación de leve a grave
  • Notas tirantez y picor con frecuencia, incluso puedes llegar a notar pequeños rasgos prematuros de envejecimiento como pueden ser lineas de expresión

Procura evitar la exfoliación demasiado a menudo, o podrías resecarla más!

 

PIEL GRASA

Es por el contrario una piel con poros abiertos e imperfecciones. Es característica de etapas en pleno cambio hormonal, a veces el sebo se secreta en exceso, a esta hiperproducción se le conoce como seborrea. El principal problema que presenta la piel grasa es el acné, puede llegar a ser una piel bastante sensible, tiene una textura gruesa y tiende a la descamación en las zonas no seborreicas.

  • Poros agrandados, claramente visibles
  • Observas brillo en todo el rostro
  • Piel engrosada y pálida
  • Presencia de granitos y puntos negros

 

PIEL MIXTA

Es una de las más problemáticas ya que suma los problemas de los dos tipos anteriores; la zona T suele ser más grasa (frente, mentón y nariz) mientras que la zona de las mejillas suele estar seca.

  • Zona T grasa y más brillosa que otras partes de la cara
  • Poros agrandados en esta zona, tal vez con algunas impurezas
  • Tus mejillas por lo contrario lucen secas

No utilices agua caliente para lavarte, solo agua tibia o fría, ya que el agua caliente estimula y aumenta la producción de grasa, además de deshidratarla y aumentar la dilatación de los poros.

 

PIEL NORMAL

Esta piel esta en equilibrio. También llamada piel eudérmica, no se observa que tenga demasiada grasa ni que este demasiado seca.

  • Es suave al tacto y los poros son muy poco visibles
  • Es una piel sin imperfecciones visibles
  • Esta bien hidratada y permite adaptarse bien a distintas temperaturas.
  • Textura aterciopelada, suave y lisa
  • Transparencia uniforme de color rosado, fresco

 

PIEL SENSIBLE

Uno de los tipos de piel más complejo y que necesitará un cuidado exhaustivo. Cuando las barreras fisiológicas de la piel son muy finas y permiten que penetren agentes externos extraños es cuando más se produce

  • Aparecen alteraciones ante determinados cambios de temperatura o de clima
  • Notas que se irrita con demasiada facilidad al utilizar cosméticos, o aparece enrojecimiento, picor o ardor en determinadas localizaciones del rostro
  • Aparecen lesiones casi espontáneas o sin conocer causa alguna

 

 

Dra. Jimena González

Leave a comment



Copyright 2019 Mahra Skincare © All Rights Reserved